#CómoSalimosDeEsta

Lima lima lima, tres veces.

La capital del caos

Publicado: 2017-11-05

En las últimas semanas con motivo de la famosa pregunta 25 del censo, muchas de nosotras hicimos una revisión exhaustiva de nuestras costumbres, nos pusimos a rememorar sobre lo que se escuchaba en casa cuando éramos pequeñas, los paisajes que recorrimos de la mano de nuestras madres, las historias que nuestras abuelas nos contaban mientras nos peinaban antes de ir a dormir, la comida que había en las fiestas familiares, los viajes que realizamos para visitar a nuestras tías, los aromas de casa, las palabras y frases sueltas que aprendimos de los idiomas de nuestras abuelas y madres... De todo eso surgieron muchas respuestas, y también claro, un montón de preguntas.  

La protagonista de todas esas reflexiones ha sido sin duda, y como para no perder la costumbre, nuestra querida Lima, es ella quien nos ha transformado, para bien o para mal, a veces más para mal, haciendo que ocultemos todo lo que somos y de donde venimos, porque sí, en nuestra querida capital aún ahora está mal visto que andemos de polleras, que hablemos con acento, que nos guste acompañar el ceviche con papa, que nuestros rasgos delaten nuestro origen, en fin, que seamos diferentes a lo que la capital exige.

Pero ojo, que Lima ha sufrido la misma expropiación cultural que nosotras, muestra de eso son las huacas que yacen aplastadas por centros comerciales o que han sido divididas por las pistas que supuestamente sirven para comunicarnos, pero que no nos llevan a ninguna parte.

Hay que reconstruirnos, hay que sacudirnos de encima siglos de opresión, hay que despertar la energía dormida debajo de siglos de dominación cultural, taras sociales, sistemas económicos que nos han empobrecido, hay que mantener las preguntas y las reflexiones a fin de empezar a construir un futuro de iguales y empezar a decir bien fuerte y claro que estamos orgullosas de ser quienes somos.


Escrito por

Lara Salvatierra

Sanmarquina trotamundos. Tengo de Inga y de Mandinga y mi verbo favorito es Luchar.


Publicado en

larasalvatierra

Perú, Política, Sociedad.