#CómoSalimosDeEsta

foto Twitter

Lo que el Perú necesita es Feminismo

Publicado: 2017-08-01

En el colmo de la ironía, la persona a cargo del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú es una mujer que no se considera feminista. Mientras la tendencia mundial apunta a todos los países a comprometerse aún más con el Feminismo y la lucha de mujeres por una sociedad basada en la Igualdad, en Perú vamos para atrás. 
¿Por qué la palabra Feminismo sigue siendo una mala palabra en Perú? ¿Se debe acaso al hecho que ocupamos el cuarto lugar a nivel mundial en el ranking de los países más ignorantes del mundo? Sólo podemos analizar esta falta de conocimiento debido a la pobre educación que los peruanos venimos recibiendo desde los noventa, junto con toda la máquina de corrupción herencia fujimorista que se ha instalado a sus anchas en todos los ámbitos de la sociedad peruana. Si a todo eso sumamos la falta de políticas de estado para fomentar la igualdad de la ciudadanía tenemos la combinación perfecta que el patriarcado ha venido implementando a los largo de los siglos para poder oprimir a las mujeres. 

Amelia Valcárcel, feminista y filósofa española, dice "El Machismo mata, empobrece y atonta". El ejemplo de eso en la práctica es nuestro querido Perú.

En el Perú un promedio de 91 mujeres son asesinadas al año por sus parejas o ex parejas según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y del Caribe (OIG), todos esos asesinatos son tipificados como feminicidios por tratarse de crímenes de género, lo que quiere decir que las mujeres son asesinadas por el simple hecho de ser mujeres. ¿Por qué se considera un feminicidio? Porque el víctimario ve a la mujer como un objeto de su propiedad, un objeto con el que puede hacer lo que se le da la gana, incluso asesinarla si es que la mujer no se comporta de la manera que él exige. En Perú el machismo mata, porque la falta de educación con perspectiva de género hace pensar a los hombres peruanos que las mujeres somos cosas en lugar de personas.

En el Perú la brecha salarial entre géneros es  de un 30% aproximadamente, o sea las mujeres reciben un salario 30% menor al de sus pares varones por el mismo trabajo y en las mismas condiciones. Las mujeres de zonas rurales no cuentan con educación superior y según los índices del INEI hasta 2014, en la sierra el nivel de analfabetismo femenino fue de un 17.9% frente a un 4.7% de los hombres. Y esto no se debe a que las mujeres no queremos estudiar, esto se debe a que el sistema no nos otorga las mismas oportunidades, por lo que estamos en desventaja a nivel educacional. Las mujeres además de luchar el doble por acceder a un nivel educativo que nos otorgue herramientas para desempeñarnos profesionalmente en un ambiente que a todas luces es mucho más favorable sólo a los hombres, debemos realizar la doble jornada de trabajo al regresar a casa pues las tareas domésticas recaen principalmente en las mujeres. En Perú el machismo empobrece porque el sistema no le da las mismas oportunidades a las mujeres en relación a los hombres.

En el Perú, la ministra de la mujer Ana María Choquehuanca, afirmó que ella no tiene un sesgo feminista, que por el contrario lo que a ella le interesa es la igualdad. Ignora la ministra Choquehuanca que el Feminismo es el movimiento social que lucha por construir una sociedad de iguales, en la que ninguna persona sea considerada menos que otra sólo por su sexo. En su primera entrevista como ministra de la mujer, Choquehuanca incurrió en todos los errores que por ignorancia u omisión cae la mayoría de miembros de la ciudadania peruana. En el Perú el machismo atonta porque si aquellos que nos gobiernan no entienden nociones básicas de justicia e igualdad seguiremos encabezando las listas de los países más violentos, más pobres y más ignorantes.




Escrito por

Lara Salvatierra

Sanmarquina trotamundos. Tengo de Inga y de Mandinga y mi verbo favorito es Luchar.


Publicado en

larasalvatierra

Perú, Política, Sociedad.